Hace mucho…

Hace mucho…

Hace mucho que no escribo por sentimiento

Hace mucho que no me emociono escribiendo cartas de amor

Hace mucho que no me ilusiono al pensar en alguien mientras escribo

Hace mucho que no tengo una imagen de amor

Hace mucho que deje de pensar con el corazón

Hace mucho que la cabeza domina la fiera ardida en el pecho

Hace mucho que me aleje de los detalles cursiles

Hace mucho que las mariposas volaron fuera del estomago

Hace mucho que compré sin obligación una rosa

Hace mucho que no baila el muñeco.

Defininitivamente, hace mucho.


8 thoughts on “Hace mucho…

  1. A veces es mejor así. Pues la mayoría de la gente venera el seguro toxico y detesta a la saludable incertidumbre. Al menos eso he aprendido en este mundo.

  2. Yo lo llamo así a varias situaciones, en este caso, cuando en una relación en vez de convertirse en un oportunidad de descubrirse ambas personas, se crea un bunker y terminan por olvidarse, despreciarse y regresar una y otra vez. Hasta creo que la sociedad siempre ha dictado ese nivel romantico en el que: encuentras a una persona y eres feliz y ya. Nunca comentan de el progresar en diferentes aspectos por ejemplo dejar de pedir y ponerse a dar, eso seria la saludable incetidumbre, por que para el resto es tan raro.

    Puede que me equivoque, pero es lo que pienso…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *